SMATTCOM

02 de octubre del 2019

Directo en el bolsillo: el frijol podría aumentar su precio

¿El frijol se convertirá en un lujo? ¿Los productores ganarán o perderán? Las sequías continúan dejando desolación en México, ahora este producto agrícola es el afectado y se prevé que su precio pueda aumentar.


 

El cambio climático es un hecho que está afectando, más allá de nuestra economía personal o colectiva, directamente nuestra seguridad alimentaria. La semana pasada vimos los efectos de las sequías en Durango con la muerte del ganado y el riesgo que representa para las exportaciones; ahora se prevé que el precio del frijol aumente debido a esta situación climatológica, afectando el bolsillo de los productores y consumidores finales.

 

¿Qué tan importante es el frijol para México?

El frijol, así como el maíz, han sido base en la alimentación de los mexicanos desde tiempos prehispánicos, por lo que es parte de nuestra cultura. Es una rica fuente de proteínas y minerales por lo que su consumo es altamente recomendado y se coloca en segundo lugar en importancia después del maíz. Actualmente lo podemos encontrar en la mayoría de los antojitos mexicanos.

 

Se conocen más de 150 variedades de esta legumbre; de estas, solo una tercera parte se encuentra en nuestro país (entre las que destacan: los claros, negros, pintos y flores). La siembra se da en todos los estados de la república, pero Zacatecas ocupa el primer lugar en superficie sembrada 34.8% y volumen de producción 29.9% (según información de la Presidencia de la República, 2017).

 

Algunos datos del frijol en México

 

  • 2017

Se sembraron 1,676 millones de hectáreas (equivalente a 7.8% del total de la superficie sembrada de cultivos cíclicos y perennes)

La producción fue de 1,184 toneladas (con un valor de 16,376 millones de pesos)

México ocupó el 7° lugar en producción de frijol a nivel mundial

-Según datos del SIAP y Presidencia de la República

 

  • 2018

De acuerdo a información del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), entre enero y octubre de ese año las importaciones aumentaron respecto al 2017, quedando en 141 mil toneladas (27.3% de la producción nacional), siendo la cifra más elevada en años. También afirmaron que el consumo del frijol ha descendido en las pasadas décadas y a la fecha se estima en un millón 342 mil toneladas.

 

  • 2019

Como ya lo habíamos platicado, las sequías han afectado al sector agroalimentario en el país. Este año se sembró 42% menos frijol de lo programado (de 1,465,459 hectáreas previstas, solo se sembraron 798 mil). Con todo y esto, se confía alcanzar una producción de casi medio millón de toneladas, las cuales serán sumadas a las 200,000 del inventario de Segalmex (Seguridad Alimentaria Mexicana), pero es necesario una cantidad cercana al millón de toneladas para atender el abasto nacional, de acuerdo con Víctor Villalobos, Secretario de la Sader (Secretaría de Agricultura y Desarrollo Social).

¿Qué pasará? Una afectación en el precio y una necesidad de importación.

 

El clima contra el frijol

Las altas temperaturas registradas en los primeros 8 meses del año y el atraso de las lluvias tienen al campo de cabeza. En estos casi nueve meses solo ha llovido 78% de lo que normalmente se registra y la temperatura media mensual ha superado su promedio -de hecho, agosto se ha considerado como el más cálido desde 1953- y en algunas entidades se registran más de 50° C, de acuerdo con Conagua.

 

Para el frijol, la cantidad y distribución de la precipitación durante el desarrollo del cultivo de temporal es un factor determinante en la productividad por unidad de superficie. En el norte del país, casi en la mitad de la superficie donde iba a cultivarse este producto durante el ciclo primavera-verano, no hubo siembra por la sequía, lo que afectó los cultivos en Chihuahua, Durango, Zacatecas, Veracruz y Tamaulipas.

 

Además de la baja superficie sembrada, en comparación con el ciclo inmediato anterior, también preocupa que por lo menos un 25% de la superficie establecida se sembró en forma extemporánea, donde el cultivo tendrá un menor desarrollo y por consecuencia un menor rendimiento, de acuerdo con Roberto Delgado Gallegos, especialista en el sector agropecuario durante una entrevista con El Siglo de Durango.

 

Sobre precios e importaciones/exportaciones

Se estima que reducirá hasta en un 50% la producción de esta legumbre en algunos estados del país e incrementará el precio las próximas semanas, lanzó como advertencia Víctor Villalobos.

Además, el desabasto del grano podría obligar a importar unas 150,000 toneladas para cubrir la demanda interna en los siguientes meses y, por lo tanto, se dejará de exportar hacia Brasil como estaba previsto.

No vamos a exportar este año por la necesidad de atender la demanda nacional”, afirmó Víctor Villalobos.

 

¿Quién ganará y quién perderá?

Naturalmente quien “perderá” será el consumidor final con el aumento del precio del frijol.

 

En cuanto a los productores, se manejan dos escenarios:

  1. Que pierdan. Por la baja producción y/o porque tengan que conseguir frijol de otro lado (para solventar su propia demanda o porque ya tienen contratos previos para su cosecha).

 

  1. Que ganen, porque el precio al que venderán su producto será alto.

 

Esto coincide con el anuncio de la situación actual del programa Precios de Garantía a los Productos Básicos realizado el día de ayer durante la conferencia mañanera del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Dicho programa busca apoyar a los pequeños y medianos productores, comuneros y ejidatarios con precios justos y pago inmediato por sus cosechas, lograr la autosuficiencia alimentaria, y reducir las importaciones del extranjero. También se espera reducir el número de intermediarios comprando directo con el productor.

El precio con el que se adquirirán los productos como maíz, frijol, trigo panificable, arroz y leche fresca es del 30% superior a como se compraría comúnmente a los productores.

Los precios de garantía se pagan a los productores más pobres, en el caso del frijol: hasta 30 hectáreas de temporal o 5 hectáreas de riego y un límite de compra de 15 toneladas por productor.


Los retos a los que se enfrentan los productores de frijol son grandes, a pesar del bien habido apoyo del gobierno. Muchos tendrán que comprar el producto de otros lugares (de Estados Unidos no, pues ellos también tuvieron bajas producciones a consecuencia de la humedad) y otros más tendrán que estar al pendiente de los precios en los que se está vendiendo en los mercados para no perder (ya sea porque abaraten el producto o porque lo vendan a brokers a un determinado precio, pero ellos a su vez lo vendan mucho más caro). Para abordar ambas situaciones está Smattcom, la app que te permite:

-Encontrar y contactar a vendedores de frijol (y otros productos agroalimentarios) en México y en otros países.

-Recibir asesorías especializadas para importar o exportar, al ser usuario de la app.

-Consultar precios recientes del frijol en diferentes mercados y zonas productivas, para tomar la mejor decisión para tu negocio.

 

¿Aún no eres parte de Smattcom? Descarga la app en tu celular

Entradas recientes

 102 visitas

 27/01/2020

 191 visitas

 17/01/2020

 301 visitas

 13/01/2020