Los cafetaleros de Veracruz están inquietos por la industria en el país

02 de enero del 2019



A raíz del reciente anuncio de la construcción de una planta cafetalera por parte de Nestlé en Veracruz, y considerando los recortes y subsecuentes reasignaciones de presupuesto que ha sufrido la industria caficultora, los productores de café del estado se muestran preocupados por el futuro de la industria y las pérdidas que puedan darse en el futuro. El presidente del Sistema Producto Café en Oaxaca, Ofelio Ángeles Ortega, por ejemplo, ha remarcado lo confusa que ha sido la comunicación con el gobierno en el tema cafetalero. Ya han quedado disipadas las dudas sobre los subsidios y apoyos que se darían desde el gobierno a la nueva planta de Nestlé, cosa que, de darse como se tenía malentendido, habría sido una clara desventaja para los productores locales. Ahora se entiende que, de parte del gobierno, no habrá un solo peso de subsidio o inversión desde el gobierno, pero los cafeticultores locales hacen un llamado para delimitar la plantación de la variedad robusta, considerada de menor calidad y de mayor impacto ambiental, además de ser más barata y productiva que las variedades orgánicas en las que se enfocan los productores locales. Por otro lado, está el tema del presupuesto. Si bien será hasta el 15 de febrero que se delimite por completo el tema de la asignación de recursos al sector, se había planteado un recorte sustancial, de 50% del presupuesto del año pasado. Aunque, después de deliberaciones y debate, la reasignación pactada quedó apenas 53 millones de pesos por debajo de lo que se dio en 2018.

El punto que más preocupa a los cafeticultores veracruzanos es la introducción de la planta cafetalera de Nestlé a la entidad. Sobre todo, porque, recientemente, el precio del café ha ido en descenso de manera considerable, incluso, por debajo de los costos de producción. El Sistema Producto señala, por ejemplo, que, en estos momentos, los precios que fija la Bolsa de Valores para un quintal de café pergamino es de mil 500 pesos, es decir 28 pesos el kilo; mientras que el costo de producción es de 35 pesos por kilogramo. Ante esto, los cafeticultores de la región están considerando volcarse hacia las certificaciones orgánicas y enfocarse en mercados que paguen por encima de lo fijado por el mercado nacional, aunque esto, claro, trae inversiones sustanciales y tiempo para poder empezar a ver rendimientos. Señalan los cafeticultores que estas certificaciones orgánicas les permitirán acceder a los compradores internacionales, quienes compran, por poner un ejemplo, cien libras de café oro verde en 220 dólares, mientras que ésta misma se cotiza en la Bolsa de Valores en 103 dólares.

Así las cosas, los cafeticultores veracruzanos consideran necesario el apoyo por parte del gobierno, si es que también se considera prudente y atinada la decisión de construir la planta de Nestlé en la región. Frente a esta situación, el comercio exterior es la clave para fortalecer la industria cafetalera no sólo de Veracruz, sino del país. A los cafeticultores, dentro y fuera del país, los invitamos a conocer una alternativa de comercialización que puede ayudar en el esfuerzo por tener un mercado más justo y acceso a precios más competitivos: Smattcom, El Comercio Inteligente Para El Agro. Nuestra aplicación está diseñada para fomentar la comercialización de productos del campo, tanto frescos como procesados. Por medio de un esquema de subastas diarias, productores y vendedores pueden conectar entre sí de manera directa y sin comisiones, para comercializar en un ambiente seguro y, sobre todo, a precios justos. Si buscas vender o comprar café y quieres tener un abanico amplio de opciones, descarga Smattcom y conoce una nueva forma de hacer negocios desde tu celular o computadora.

Entradas Recientes