SMATTCOM

19 de noviembre del 2018

Inspección de EU a tomate y pimiento mexicano por virus

¡El tomate mexicano de exportación a EU no tiene descanso! ahora se enfrenta a una inspección para evitar la entrada a ese país del virus de la fruta rugosa marrón. ¿Ahora qué medidas son necesarias para exportar estos productos?


Nuevamente los tomateros se enfrentan a otro escenario para la exportación de “los rojos”; después de meses de incertidumbre y de un acuerdo con posibles pérdidas para los productores debido a las reglas de inspección, ahora tendremos otra revisión y restricciones para la entrada del producto mexicano a Estados Unidos. Esta vez se intenta evitar la entrada del virus de la fruta rugosa marrón. Las medidas se aplicarán a los tomates, chiles (pimientos) y lotes de semillas, y se hará efectiva a partir del 22 de noviembre de este año. La orden provino del Servicio de Inspección Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que posteriormente fue dada a conocer por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB, por sus siglas en inglés).

 

El virus

El virus de la fruta rugosa marrón (ToBRFV, por sus siglas en inglés) es un miembro recientemente descrito del género Tobamovirus, el cual también contiene otros patógenos económicamente importantes que infectan otros cultivos vegetales, como el tabaco, tomate y pepino. Además, esta enfermedad es prácticamente nueva, pues se dio a conocer por primera vez en 2014 en tomates de Israel; desde entonces, se ha reportado en China, México, Alemania (ahora erradicado), Italia, Jordania, Turquía, Grecia, Reino Unido y Países Bajos. El tomate y los pimientos son los principales huéspedes, y actualmente solo la prevención es el mejor medio para su control.

 

Los síntomas

  • Se desarrollan síntomas de mosaico leves a severos en las hojas de las plantas infectadas.
  • Se forman manchas amarillas y se desarrollan parches rugosos marrones en la superficie de la fruta.
  • En ocasiones se forman lesiones necróticas (marrones) en los pendúnculos, pedicelos y en las hojas del cáliz del tomate.

 

La enfermedad se agudiza en periodos de calor (en verano) o periodos de frío (invierno). Su peligrosidad radica en que es un virus de transmisión mecánica o por semilla. Mecánicamente se transmite a través de las manos de los trabajadores, ropa, herramientas, estructuras del invernadero, máquinas de trabajo, etc.

 

El virus en México

En nuestro país se detectó el primer caso en Yurecuaro, Michoacán, en el año 2018. Se cree que llegó a través de una semilla contaminada con el virus. 

 

“Alguna semilla de tomates o de pimientos fueron introducidos sin ningún análisis previo y, una vez dentro de un predio, una agrícola o un cultivo, cuando no determinamos a tiempo su presencia, mecánicamente viene una contaminación cruzada”, afirmó Raymundo García Estrada, investigador encargado del área de fitopatología del Centro de Investigación de Alimentación y Desarrollo (CIAD).

 

La enfermedad afecta a cualquier tipo de tomate y sus consecuencias son deformaciones en el follaje y fruto, disminuye la producción y afecta la apariencia y calidad del producto; por esta razón, impacta en su valor en el mercado, propiciando que los productores tengan pérdidas.

 

Desde inicios de este mes, el Senasica (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) anunció que se fortalecieron las medidas de vigilancia fitosanitaria y sus regulaciones para productos de importación y exportación del tomate para que estén libres de la plaga.

 

“Las acciones, implementadas desde hace más de un año, han permitido que la producción y exportación de tomate continúe en ascenso. México exportó durante el año pasado 1.6 millones toneladas de tomate fresco y 110 kilogramos de semillas de tomate, sin que se presentaran casos de presencia del virus”, destacaron en un comunicado.

 

Restricciones de EU

Para salvaguardar toda la industria productora de tomate y pimiento, Estados Unidos está restringiendo la importación de tomate y pimiento desde México, Israel y los Países Bajos a través de:

  • La inspección en el punto de origen para asegurar que el producto esté libre de los síntomas de la enfermedad. Esto a través de pruebas y certificaciones específicas.
  • Incremento de inspecciones en los puertos de entrada a EU.
  • La prohibición de importación de estos productos en el equipaje de pasajeros.

 

Estas medidas que mantendrán vigentes hasta que el Servicio de Inspección Animal y Vegetal (APHIS, por sus siglas en inglés) complete su análisis de riesgo y determine acciones reguladoras apropiadas.

 

Requisitos para exportar estos productos a EU

Estos son los requisitos fitosanitarios para la exportación de semillas, plántulas y frutos frescos de jitomate o tomate (Solanum lycopersicum) y chile (Capsicum spp.) como libres del Tomato Brown Rugose Fruit Virus (ToBRFV) a Estados Unidos:

 

1. Material propagativo de lotes de S.lycopersicum y Capsicum spp. (incluidas las plantas para plantar semillas, injertos y esquejes) de todos los países:

 

Deben ir acompañados de un Certificado Fitosanitario o un Certificado Fitosanitario de reexportación con una declaración adicional (AD) que certifique que los lotes cumplen con alguno de los siguientes requisitos antes de la importación a los EU y territorios:

The Solanum lycopersicum and/or Capsicum ssp. Plants for planting or seeds originated from a country certified free Tomato brown rugose fruit virus, as established by the national plant protection organization of that country”.

 

O bien

A representative sample of the Solanum lycopersicum and/or Capsicum spp. plants for planting or seed lot has been officially tested and found free of Tomato brown rugose virus

 

2. Lotes pequeños de semillas de jitomate y chile

Las semillas originarias de una planta madre o de una línea progenitora individual destinada con fines de reproducción y no para venta comercial inmediata, pueden importarse de todos los países con certificado Fitosanitario o un Certificado fitosanitario de reexportación, con la siguiente leyenda adicional:

“All mother plants of Solanum lycopersicum and/or Capsicum spp. which the seed lot originated have been officially tested no more than 10 days prior to fruit harvest and found free of Tomato brown rugose fruit virus”

 

3. Frutos frescos

a) Acompañado de un Certificado Fitosanitario emitido por la ONPF del país de origen que contenga la siguiente declaratoria adicional:

“The Solanum lycopersicum and/or Capsicum spp. fruit have been inspected and been found to be free of symptoms of Tomato brown rugose fruit virus”

 

b) O bien; acompañado de un documento de certificación de inspección emitido por el productor o empacador con la siguiente declaración, en lugar de un Certificado Fitosanitario:

“The Solanum lycopersicum and/or Capsicum spp. fruit have been inspected and been found to be free of symptoms of Tomato brown rugose fruit virus”

 

El certificado de inspección debe incluir la fecha de inspección, el nombre, el título, el cargo y la dirección de la persona que emite el certificado de inspección; así como los nombres y direcciones del productor y empacadora.

 

De acuerdo al oficio B00.01.01.01, circular 133 de la Dirección General de Sanidad Vegetal del Senasica.

 

*Información con base en documentos oficiales y/o especializados de Estados Unidos y México (Revista Mexicana de Fitopatología, Comunicado de CBP, Comunicado de APHIS, Oficio Senasica)


Toda esta situación se da con la cada vez más cercana aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 (atrasada por los plantones en San Lázaro por parte de campesinos que piden un aumento al campo), en donde se hicieron recortes millonarios que también llegarían a afectar al Senasica. Algunos agroempresarios ya habían manifestado su preocupación por un riesgo fitosanitario y ante este escenario, no es sorpresivo preguntarse ¿qué va a suceder? ¿Estamos preparados para enfrentar este u otros riesgos similares?

Al menos, los productores deberán estar preparados para otras opciones de comercialización local, nacional o internacional; pues como esta, pueden surgir otras eventualidades (climáticas, por ejemplo) que podrían afectar a los productos o producción. Al abrirse a otras opciones, además de evitar la dependencia comercial con un solo país -que tanta incertidumbre nos genera-, se tiene la oportunidad de vender los productos en diferentes calidades y para distintos propósitos.
Esta posibilidad se abre con Smattcom, el Comercio Inteligente para el Agro, en donde productores, compradores y distribuidores pueden encontrar y contactar nuevos clientes potenciales, que podrían estar buscando producto de distintas calidades y características.


Dentro de la aplicación Smattcom, los productos se pueden encontrar bajo tres variables: Calidad, Tamaño y Presentación, esto con la finalidad de que todos puedan encontrar productos agroalimentarios como los están buscando (desde primeras calidades para exportación, hasta segundas o terceras para transformación), evitando mermas y pérdidas. 



Únete a Smattcom, y a los más de 7,500 usuarios registrados en 22 países.
 

Entradas recientes

 148 visitas

 26/03/2020

 447 visitas

 25/03/2020

 136 visitas

 25/03/2020