¿Cuáles son las tres principales plagas que afectan el cultivo de jitomate y cómo tratarlas?

17 de noviembre del 2018



El jitomate es uno de los principales productos frescos del campo que México produce y uno de los más identificables con el país. Actualmente, es el tercer producto agroalimentario que más se exporta, sólo por debajo de la cerveza y el aguacate. Es parte fundamental de la economía relacionada con el sector agro y piedra angular de muchos platillos de la cocina mexicana. Es por esta razón que debemos conocer mejor el cultivo y, sobre todo, cómo prevenir las afectaciones de plagas que pueden sufrir, con el objetivo de asegurar cosechas más saludables, reducir mermas y con ellas, pérdidas económicas. Pulgón saltador/psilido del tomate (Bactericera cockerelli sulc.) Este insecto causa daños a la planta al succionar su savia. Es un transmisor de fitoplasmas y permite el acceso a virus y hongos. De entre las enfermedades que causa se encuentran: el “permamente”, la entrada al virus conocido como el mosaico alfalfa, el ápice amarillo, el mosaico pepino y el hongo capnodium. La hembra de este insecto puede depositar hasta 500 huevecillos en la planta en un lapso de 15 días, con un periodo de eclosión de 4-8 días. Estos huevecillos suelen encontrarse en la parte media y en los brotes más recientes de la planta. Para prevenir su esparcimiento, se recomienda tomar las siguientes medidas preventivas: · Eliminar malezas en los invernaderos y alrededor de los cultivos. · Evitar plásticos rotos · Colocar trampas amarillas · Rotación de cultivos En cuanto al control, se recomienda adoptar las siguientes acciones: · Muestrear adultos una vez por semana con trampas amarillas · Aplicar insecticidas sistémicos al riego o en drench después del trasplante · Aplicar repelentes en orilla y en cultivo cada 5 a 7 días · Iniciar con aplicación de pesticidas una vez detectado el primer adulto · Usar mallas anti-afidos · Incorporar larvas y adultos de Chrysoperla carnea · Usar aceites y jabones minerales y vegetales agrícolas

Mosca blanca (Trialeurodes vaporiorum) Este insecto es especialmente dañino para las plantas de jitomate debido a la forma prolífica en la cual se reproduce; en poco tiempo, puede alcanzar poblaciones de hasta 1000 especímenes adultos. También se alimenta de la savia de la planta y una hembra puede depositar hasta 50 huevecillos por ciclo de vida, el cual dura entre 1 y 2 semanas. De entre los principales síntomas de las plantas afectadas se encuentran: el debilitamiento, amarillamiento, moteado y la contaminación por la mielecilla excretada. En cuanto a la prevención, podemos enunciar: · Eliminación de malezas · Evitar plásticos y mallas rotas · Colocar trampas amarillas · Aplicar repelentes en mallas · Rotación de cultivos Y sobre el control: · Aplicar quincenalmente Beauveria Bassiana a razón de 1x10x13 y de 100 a 150 crisopas por hectárea · Muestrear adultos una vez por semana con trampas amarillas · Aplicar insecticidas sistémicos al riego o en drench después del trasplante · Iniciar con aplicación de pesticidas una vez detectado el primer adulto · Usar aceites y jabones minerales y vegetales agrícolas

Trips (Thrips tabaci Linderman) Debido a que raspan la superficie de la planta directamente para alimentarse, este insecto provoca daños que afecta a la realización correcta de la fotosíntesis. De entre las principales enfermedades que pueden generar, de manera directa o indirecta, se encuentran el virus de la “Marchitez Manchada del Tomate) y el virus “Inpatiens Necrotic Spot”. De no tener una prevención y control adecuados, pueden representar hasta 30% de la pérdida de la producción total del jitomate, ya sea en campo abierto o en invernadero. Se localizan principalmente dentro de las flores, hojas y brotes. En condiciones con temperaturas altas, puede haber una reproducción de hasta 200 especímenes. Para prevenir la aparición de esta especie, podemos realizar las siguientes acciones: · Iniciar muestreos de dos a tres veces por semana con trampas amarillas desde plántula · Realizar muestreos a F. occidentalis en tomate en función de 10 flores por metro cuadrado de surco por hectárea. En abierto, si se encuentran más de 5 especímenes por flor, iniciar acciones de control; en invernadero, iniciar acciones de control en cuanto se encuentre el primer organismo por planta. · Eliminar malezas y desperdicios cerca del cultivo · Rotación de cultivos · Uso de trampas amarillas para detección temprana de la migración del insecto Para controlar, se recomienda: · Eliminar las plantas con síntomas · Aplicar extractos de ajo cada cinco días · Usar productos sistémicos a la raíz de la planta después del trasplante ¿Te gusto?, ¡Compártela con tus amigos!

Entradas Recientes