SMATTCOM

30 de septiembre del 2019

Maíz: al rescate de la semilla de oro del campo mexicano

“Sin maíz no hay país” dice la cultura popular ¿será cierto? ¿Por qué este cereal tan simbólico tiene que ser rescatado? Ya tiene su Día Nacional del Maíz y hasta una Ley para su fomento y protección.


 

¿Qué pasaría si un día nos despertamos y nos damos cuenta que el maíz dejó de existir? Para empezar, nos quedaríamos sin buena parte de nuestros platillos. Tan solo pensemos en la tortilla (y todos sus derivados: quesadilla -abrimos el debate “con o sin queso”-, tacos, chilaquiles, tostadas, totopos...y podríamos continuar), el pozole, tamales, esquites, etc. Ni hablar de que es una materia prima para la industria alimenticia. Este cereal está unido a nuestra historia, es un alimento cultural. El día de ayer celebramos por primera vez el Día Nacional del Maíz y días atrás se avaló en el Senado la Ley para el Fomento y Protección del Maíz Nativo. La finalidad: el rescate de esta semilla de oro del campo mexicano.

 

México y el maíz

En América Latina existen 220 razas de maíz, hay 64 en México y de esas, 59 son nativas (aproximadamente). Ya que este cereal (maíz blanco y amarillo) es un básico para consumo humano directo, la industria alimenticia, y el sector pecuario en nuestro país, se podría pensar que somos el primer productor y exportador mundial ¿cierto? Pues no.

 

Exportación e importación

Estamos en el top 10 de producción mundial, y exportamos principalmente a Venezuela, Ecuador y Perú (de acuerdo a cifras del SIAP y Presidencia de la República, 2018). El año pasado rompimos récord de importaciones de maíz (en volumen y valor) la mayoría provenientes de Estados Unidos. Somos un país productor y, generalmente, tendemos a la autosuficiencia del maíz blanco, pero no del amarillo (que se usa para fines pecuarios y alimentos procesados). La gran demanda nacional de este cereal ha orillado a que busquemos fuera lo que podríamos obtener de nuestras propias tierras.

 

Según cifras del Primer Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las importaciones:

-Han aumentado un 136.7% en casi 10 años.

-Pasamos de: 2009- 7.3 millones de toneladas a 2018- 17.2 millones de toneladas.

- La producción se ha mantenido estable, con un promedio de 23.6 millones de toneladas al año.

 

¡Somos el principal importador mundial de maíz!

 

Sobre el T-MEC y la soberanía alimentaria

Esta situación de las importaciones resulta contradictoria debido a todo lo expuesto anteriormente y podría haber pasado desapercibido si no fuera por la cada vez más cercana firma del acuerdo comercial ente Estados Unidos, Canadá y México. El nuevo tratado impone ciertas condiciones sobre nuestro país que alterarían la legislación que regula el uso de semillas y abre una puerta para un mayor ingreso de alimentos transgénicos. Se obliga a México a sumarse a la Unión para la Protección de Unidades Vegetales (UPOV 91).

 

La promesa del presidente mexicano por no permitir los transgénicos durante su administración, buscando una soberanía alimentaria, también ha visibilizado el tema. Víctor Villalobos, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), mencionó durante el Foro Global Agroalimentario 2019 que México había importado 31.20 millones de toneladas de granos en 2017, de los cuales 47% fueron de maíz. Aseguró que mientras la alimentación de la mayoría de los mexicanos dependa de las importaciones, no se habrá resuelto el tema de seguridad alimentaria con soberanía.

 

El apremiante acuerdo entre naciones obliga a que se tomen medidas inmediatas para prohibir el registro de patentes relacionadas con el grano, así como la implementación nacional de programas que impulsen la producción de maíz.

 

Día del Maíz y la Ley para el Fomento y Protección del Maíz Nativo

El 24 de septiembre, la Cámara de Senadores aprobó la iniciativa del Día del Maíz (que permitirá dar a conocer y resaltar la importancia cultural, alimentaria, económica e internacional del maíz) y la creación de la Ley Federal para el fomento y la Protección del Maíz Nativo (propuesta realizada por las senadoras de Morena, Ana Lilia Rivera y Jesusa Rodríguez).

 

¿Qué busca y establece?

Emprender acciones legales especiales para garantizar y fomentar que:

  • Personas tengan acceso efectivo al consumo informado de maíz nativo y en diversificación constante.
  • Esté libre de organismos genéticamente modificados y otras técnicas de mejoramiento genético.
  • Creación del Consejo Nacional del Maíz (Conam), realizará la planeación, programación y definición de políticas públicas sobre el fomento y protección del maíz nativo.
  • Creación de Bancos de Semillas, para almacenar los granos y garantizar su conservación.

 

Esta propuesta se viene gestando desde abril, cuando ambas funcionarias realizaron un performance para presentar la iniciativa “¡Salvemos al maíz!”, la cual generó mucho ruido en redes sociales en su momento. 

 

Ahora está en espera de aprobación por parte de la Cámara de Diputados

 

Contra los transgénicos

El día de ayer, en la celebración del Día del Maíz, las senadoras morenistas realizaron otro performance en el Zócalo, donde se manifestaron contra los productos transgénicos que entran al país. Criticaron a los monopolios que utilizan químicos en los alimentos “sin importar el daño que hacen a los consumidores”. Además, afirmaron que la Ley propuesta busca ser un “dique” contra la cláusula POV 91 “que impusieron los países industrializados para apoderarse de nuestra riqueza genérica e intangible”.

 

La directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla informó sobre los Programas Nacionales Estratégicos, entre los cuales está uno para proteger al país de amenazas de biotecnología, como los alimentos transgénicos, la toxicidad del medio ambiente y de la agricultura industrializada.

 

Para el Conacyt es fundamental dejar muy claro que tenemos desde el punto de vista científico, argumentos para desterrar esta agricultura industrializada tóxica para el ambiente, para el ser humano, y apoyar a los campesinos, quienes tienen la capacidad de darnos sustento no solamente al país, con soberanía sin alterar el ambiente y sin afectar la salud, sino también al mundo entero, es decir, México podría convertirse en, no solamente soberano, sino también en un país granero del mundo”, afirmó.

 

José Narro Céspedes, senador por Zacatecas, explicó que se ha registrado una constante intervención de investigaciones y empresas extranjeras para producir semillas genéticamente modificadas, lo que debe evitarse para garantizar la existencia del maíz nativo:  no permitir la siembra de semillas modificadas cerca de las nativas pues generan contaminación y esterilidad de los maíces mexicanos.

 

Todo el tema de modificación genética de los alimentos es polémico y tiene diversos puntos de vista. En nuestro artículo anterior “Nuevas tecnologías: la vía para la seguridad alimentaria” abordamos brevemente la perspectiva de por qué esta actividad se considera importante y casi urgente para la seguridad alimentaria en el mundo, te invitamos a darte una vuelta por esa entrada.

 

Otros problemas a resolver

 

  • Baja fertilidad en suelo

De acuerdo a Gerardo Noriega Altamirano, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, el bajo rendimiento de la producción mexicana de maíz no se puede atribuir solo al material genético, sino responde en gran medida a la baja fertilidad de los suelos de nuestro país.

 

Cuando tú volteas a ver cómo está este patrimonio-suelo en México donde estamos cultivando no sólo maíz, sino todas las cadenas agroalimentarias, son suelos degradados, pero no tenemos una política nacional en la que digamos ‘el suelo es patrimonio nacional, por lo tanto, vamos a cuidarlo, a protegerlo, vamos a restaurarlo”, indica en entrevista con Excélsior.

 

  • Abandono

El investigador especialista en maíz subraya que el campo mexicano permanece en el abandono pues no existe una vinculación entre el gobierno, el sector productivo y las universidades para trabajar en innovación tecnológica para los campesinos.

 

  • Olvido

Esta situación, sumada a los cambios climatológicos han dañado al campo. Juan Pablo Rojas Pérez, líder de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz en México (CNPAMM) asegura que el sector primario se encuentra en el olvido por parte de las autoridades, cuestión visible con la disminución del presupuesto para el 2020.

 



 

Ya se están realizando algunas acciones -y otras que se tienen previstas- para dar solución a los problemas a los que se enfrenta el campo y, en este caso específico, al maíz: el cultivo de maíz con la técnica orgánica en Michoacán, y el Programa de Garantía para Granos Básicos. Sin embargo, estos se ven eclipsados por la propuesta del presupuesto 2020. Veremos qué pasa en noviembre con la aprobación definitiva del paquete económico.

 

Con esta protección al maíz mexicano podríamos esperar que la producción aumente y que seamos autosuficientes; con esto, los campesinos tendrían que encontrar nuevas oportunidades de clientes y venta dentro del país. Encontrar nuevos mercados puede garantizar la venta total de los productos, evitando así las mermas, todo esto se traduce en puro beneficio para los productores y para todos los involucrados en toda la cadena de producción y de valor. Para la comercialización de productos del campo ya existe la solución: Smattcom, la aplicación para compradores, vendedores y distribuidores de productos del campo en donde pueden comercializar sus productos a precios justos y sin comisiones.

 

¿Quieres vender en nuevos mercados?

Descarga Smattcom en tu celular y encuentra más oportunidades de venta a precios justos.

 

 

 

Entradas recientes

 167 visitas

 26/03/2020

 479 visitas

 25/03/2020

 159 visitas

 25/03/2020